Industria Chimica Valenzana I.C.V.

La Industria Chimica Valenzana I.C.V. SpA fue fundada en 1946 en Valenza Pò (Alessandria) y posteriormente situada en Borgoricco, un pueblo a unos 15 Km. de Padua y a 25 Km. de Venecia, al noreste de Italia.
La compañía se dedica a la producción, distribución y exportación de Ácido Tartárico Natural (L+) y alcohol.
En 1984 ésta fue adquirida por el Grupo Bertolino, una empresa familiar líder en la producción de etanol y otros derivados de la industria del vino, combinando sus experiencias en este campo con sofisticadas plantas de producción.
Gracias a la visión y tenacidad de Antonina Bertolino, presidenta de la Junta de directores de I.C.V., la compañía ha sido completamente reestructurada y ha logrado satisfactoriamente un aumento continuo en la capacidad de producción y en la eficacia del proceso, con un respeto total hacia el medioambiente.

En 1986, I.C.V.

Consolidó su posición líder en el mercado a través de la adquisición estratégica de 2 empresas principales: “Industrias Químicas y Tartáricas” en España, productora de Ácido Tartárico y actualmente dedicada a su comercialización, y “Destilleries de Bagnols & SOGEC Reunies” en Francia, productora de tartrato de calcio.
Esta producción, junto con la propia producción de Tartrato de Calcio de la rama de I.C.V. en Argentina, y Destilleria Bertolino en Sicilia, ha permitido asegurar la venta continua del material en bruto necesario para producir Tartárico Natural. Actualmente, ICV está al máximo de su desarrollo.
Cuenta con una nueva generación de fábricas y tecnologías y un personal joven y bien cualificado. Ésta ha centrado su atención en la calidad y sirve, con su actividad, la demanda creciente del mercado.